Blog

1 marzo, 2018

¿Qué debes conocer sobre la salud intestinal?

Salud Intestinal I

Un buen estado de nuestro sistema digestivo nos da muchos puntos para conseguir una buena salud general. Pero ¿cómo se consigue? Es un trabajo largo y depende de varios factores, vamos a hablar de uno que está a nuestro alcance y consiste en hacer algunos cambios en nuestra alimentación.

Primero hablemos de la microbiota (antes conocida como flora intestinal); billones de microrganismos que colonizan las paredes de nuestro intestino con una función principal, frenar el crecimiento de algunos microorganismos que pueden causar alteraciones en nuestro cuerpo, como por ejemplo, diarreas,  en caso de multiplicarse más rápido y en mayor cantidad de lo habitual. Tenemos bacterias por todo nuestro sistema digestivo y están concentradas sobre todo en la parte final del colon. Entonces, entre las poblaciones de bacterias encontramos algunas inocuas para el ser humano y otras más perjudiciales si se exceden en su crecimiento

En los últimos años se han publicado numerosas investigaciones sobre los beneficios que supone para la salud tener una microbiota sana; algunos ejemplos son estudios sobre depresión, enfermedades autoinmunes, incluso sobrepeso y obesidad.  Problemas muy actuales que suelen ser tratados con tratamientos farmacológicos. ¿Y si resultase que podemos hacer algo para prevenir algunas de estas enfermedades?

Volviendo a lo que nos interesa, ¿qué alimentos pueden ser beneficiosos para nuestra tan preciada salud intestinal?

Nos referimos a los alimentos vegetales, además de ser ricos en numerosas vitaminas y minerales, poseen grandes cantidades de fibra soluble e insoluble, el alimento de las bacterias que hemos denominado “beneficiosas”.  Los vegetales son, en su mayoría, alimentos prebióticos, es decir, ayudan al mantenimiento de la vida de nuestra microbiota y por tanto van a ser beneficiosos para nuestro intestino.

Pero podemos hacer más, podemos ingerir alimentos fermentados, es decir, alimentos que han sido procesados por unas bacterias conocidas como ácido lácticas. En el proceso de fermentación se ha formado ácido láctico y se ha producido una serie de cambios en el vegetal, convirtiéndolo en algo sumamente beneficioso para nuestra salud; ha aumentado su contenido en enzimas digestivas y por tanto, se ha hecho más digerible, además, otro de los beneficios de este proceso tan mágico e interesante es la formación de bacterias de las “buenas”. Esto es lo que conocemos como alimentos probióticos, al ingerirlos, estamos añadiendo este tipo de bacterias a nuestro sistema digestivo. Seguro que te suena el Chukrut, el Kimchi (versión coreana del chucrut), el kéfir, el miso, el tamari, el kombucha… son los alimentos conocidos como fermentados. Algunos de ellos se pueden fermentar fácilmente en casa, si os interesa, colgaremos algunos videos en futuros posts.

Ya tienes en tus manos unas claves para conseguir mejorar tus digestiones, comer abundantes vegetales en su estado original y fermentados, te va ayudar a combatir el estreñimiento, aumentar las defensas y reducir el riesgo de padecer otras enfermedades, entre otros múltiples beneficios.

Unidad de naturopatía de la Clínica Philippus

Standart Posts
About philippus

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *