4 Noviembre, 2015

Medicina Integrativa General

Medicina integrativa

La vida nos enseña a todos que, a menudo, el secreto para solucionar los problemas consiste en enfocarlos desde otra perspectiva, una perspectiva que nos permita apreciarlos en toda su dimensión en lugar de que “los árboles no nos dejen ver el bosque”; es decir, no fijarnos sólo en aspectos concretos, en lo evidente, porque eso puede ocultar el verdadero problema. En el cuidado de la salud ocurre lo mismo.

Todos hemos vivido la experiencia de que los profesionales de la sanidad convencional abordan las patologías de forma aislada entre sí y tratándolas en la ubicación fisiológica donde están los síntomas, sin pensar que el problema puede estar más allá, con lo que muchos pacientes acaban teniendo que acudir a múltiples especialistas que les tratan sin coordinación, cuando en realidad el origen de sus dolencias es sólo uno.

A su vez, en los últimos años proliferan los profesionales de la salud que dicen practicar la medicina natural o incluso la medicina integrativa, pero en realidad no lo hacen. Prescribir preparados naturales en lugar de medicamentos no es medicina natural, pues ésta tiene sus propios principios, paradigmas, que hay que aplicar desde el momento en le que el profesional posa su vista sobre el paciente y comienza así a evaluar su salud. La mayoría de los profesionales que dicen ejercer medicina natural o integrativa la desconocen en realidad, desconocen sus bases o paradigmas, no se han formado en absoluto o lo han hecho acudiendo a cursillos de fin de semana impartidos por laboratorios interesados en promocionar sus productos. Igual ocurre con muchos de los profesionales que aparecen en los medios de comunicación. Todos ellos se limitan a prescribir preparados naturales en lugar de medicamentos, pero lo hacen evaluando al paciente desde los principios de la medicina convencional y no desde los de la natural; así, apenas cambia nada. Ya sabemos que no podemos esperar resultados diferentes si continuamos haciendo lo mismo.

Frente a ello, la verdadera medicina natural entiende al ser humano en toda su dimensión   -cuerpo, mente y alma-   y trabaja sobre estos tres niveles para conseguir una verdadera sanación. Incluir en la evaluación y tratamiento de una patología la dimensión energética de nuestro ser, y no sólo la material, es esencial para conocer lo que de verdad nos está ocurriendo y cómo tratarlo; eso se logra, entre otras formas, aplicando técnicas bioenergéticas que la medicina convencional no aplica.

Así, por ejemplo, molestias en el hombro pueden estar originadas por un campo interferente intestinal, y éste, a su vez, por una disbiosis de etiología emocional; o problemas como la dificultad eréctil y la eyaculación precoz en el varón y la anorgasmía y coito molesto en la mujer, suelen estar relacionados con bloqueos energéticos a nivel lumbar. Todo ello de fácil tratamiento.

Pero la medicina convencional y la natural no tienen porqué estar enfrentadas, sino que pueden trabajar de forma conjunta para ofrecer al paciente un abordaje integrativo de su dolencia, utilizando lo mejor de cada una de ellas.

Peticion cita

Medicina Integrativa General
About philippus

2 Comments
  1. megustaria saver si es carrera, magister, se puede realizar online ya que vivo en Colombia, Bucaramanga (Santader), cuanto cuesta
    Medicina Integrativa General.

    • Para obtener información sobre las diferentes formaciones referentes a la Medicina Integrativa que imparte el Programa PHILIPPUS del Real Centro Universitario Escorial – María Cristina debes dirigirte a http://www.philippusthuban.com o enviar un mail a info@philippusthuban.com
      La página por la cual nos escribes pertenece al área clínica de PHILIPPUS, y lo que pretende es explicar la metodología y concepto que utilizamos, así como informar de la oferta asistencial de la clínica.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *