Bioenergología

TENER SALUD ES FÁCIL SI SABES CÓMO

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha decidido incorporar a la nueva Clasificación Internacional de Enfermedades, la CIE.11, la alteración del flujo de nuestra energía vital  como causa de desequilibrio energético en la persona y posible origen de la enfermedad. Esta decisión supone un avance decisivo en la historia de la Medicina e inicia una nueva era de investigación y respaldo científico a la Bioenergología.

A menudo me preguntan por qué hay personas que gozan de buena salud a lo largo de su vida o la recuperan aunque hayan contraído enfermedades muy graves, mientras que otras no lo consiguen. Es una pregunta para la que ningún profesional tiene respuesta exacta, pero tras años de estudio, investigación y ejercicio profesional ayudando a miles de pacientes, opino que la clave, al menos parte de ella, está en entender al ser humano en su doble dimensión materia – energía.

Según la Bionergología, especialidad desarrollada por prestigiosos científicos, en cada persona conviven un cuerpo material y otro energético y es en éste donde se originan las patologías debido a desequilibrios en la circulación de la energía o en la comunicación mediante  biofotones con la que se coordinan las células. Hay actividades que restan energía a la persona, mientras que otras la aumentan. Por lo tanto, para ayudar a recuperar la salud es fundamental actuar sobre el cuerpo energético. Si la persona equilibra su energía conforme a su propio patrón energético, estará ganando vida, se estará revitalizando.

La Clínica PHILIPPUS THUBAN cuenta con una Unidad de Bioenergología de Alta Resolución que colabora con las instituciones que son referentes en el mundo. En ella investigamos y aplicamos terapias naturales en un entorno de respeto y colaboración con la medicina convencional. Al frente del equipo de profesionales de esta Unidad se encuentra el Prof. José Ángel Diez Sequera*, uno de los profesionales más valorados internacionalmente en el ámbito de la Bioenergología, Apiterapia e Hirudoterapia.

La Unidad está dotada de los dispositivos más avanzados y eficaces, basados en principios avalados por la ciencia Física, como la resonancia y la dinámica fractal, con los que podemos estudiar y medir la energía de la persona, conocer la comunicación intercelular y actuar sobre esa energía para modularla y equilibrarla:

  • Sistemas de bioelectrografía fotónica GDV – BioWell.
  • Sistemas de biorresonancia Rayonex
  • Sistemas de biorresonancia Scio.
  • Sistemas Photon – Platino de metal-cerámica de emisión bioinfrarroja.
  • Sistemas Bemer para activar la microcirculación.

*Titulado Superior en Naturopatía por el RCU; Experto en Medicina Biorreguladora por el Dpto. de Especialidades Médicas de la Universidad de Alcalá y Bioingeniero T. Agroalimentario por la Universidad Politécnica de Madrid, de la que también ha sido profesor titular (i) Creador y actual Dtor. Académico del Programa Philippus que desarrolla con el Real Centro Universitario.